Colin y Roberto follando felices

Se conocieron en un restaurante. Él era camarero. Llevaba una bandeja cuando, al ver a Colin, se quedó bloqueado por tanta belleza y cayó al suelo. Colin lo ayudó a levantarse y pensó que era un chico bien guapo. Y así terminaron, calientes y cachondos en casa follando como locos apasionados...





No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails